terapia de familia.jpg

Terapia de

Familia

¿En qué consiste?

Está especialmente diseñada para que los miembros de la familia resuelvan sus conflictos. Una familia es un equipo de personas que deben buscar un objetivo común, mientras desarrollan también sus objetivos individuales.

 

En muchos casos, los objetivos individuales y grupales entran en conflicto y alteran la calidad de vida. En Salud y Mente realizamos terapias enfocadas en hacer que se produzca una mayor conexión entre los miembros de una familia, de tal manera que los objetivos de todos vayan por un camino similar

Para esto aplicamos principios de la psicología y de las neurociencias. Buscamos aplicar estrategias que hayan sido efectivas para tratar problemas de convivencia en el hogar  

Principales razones para hacer terapia familiar 

  • Se ha perdido el respeto por parte de algunos de los miembros de la familia ​

  • Constantemente se produce un sentimiento de soledad, a pesar de que comparten el mismo espacio físico se siente constantemente soledad. 

  • Los problemas económicos o laborales generan mucho estrés en los miembros de la familia y se deterioran las relaciones interpersonales. Hay dificultades para no dejarse afectar por situaciones externas. 

  • Los cambios en las etapas de la vida (adolescencia) han modificado la forma en que se respetan las normas de la casa.

  • Algún miembro de la familia sufre de depresión, ansiedad o algún trastorno del estado de ánimo. 

  • Algún miembro de la familia padece alguna enfermedad crónica. ​

  • Algún miembro de la familia tiene un problema de adicciones.

  • Se debe superar el duelo por la pérdida de un ser querido 

terapia de familia.jpg

¿De qué depende el éxtio de la terapia

lLa terapia familiar ha mostrado gran efectividad, para que funcione de acuerdo a los objetivos que se han planteado requiere principalmente:

  • Establecer empatía con el terapeuta: poder entrar en confianza con el terapeuta, sentir que entiende la problemática, es de lo más importante para que se vean los avances. 

  • Compromiso de los miembros de la familia: cuando se realiza un proceso de este tipo es importante saber que TODOS los miembros de la familia van a tener que aportar su grano de arena. No se trata de buscar culpables sino de encontrar bajo qué condiciones mejora la familia.

  • Constancia: hay que garantizar que los cambios se van a mantener a largo plazo y que pronto aprenderán a solucionar las dificultades. Para esto es fundamental la constancia a lo largo del proceso terapéutico.

¿Cómo se realiza?

El proceso inicia con una valoración tanto de toda la familia, como con entrevistas de forma individual. Lo que se busca es encontrar cuales son los factores que inician el conflicto, bajo qué condiciones podría funcionar mejor la familia y cuáles son los errores que se cometen más comúnmente.

La terapia es un proceso de aprendizaje, en que se aprende a manejar las emociones de una mejor manera. Siempre habrá diferencias, razones para no estar de acuerdo o tener momentos de mal genio. 

En Salud y Mente les apoyaremos a que esos momentos de mal genio, de dificultades, y de diferencias, se lleven a cabo manteniendo el respeto y el amor entre los miembros de la familia. La familia es un equipo, con personas muy diferentes, pero que se van a acompañar durante toda la vida, se van a aprender a conocer, a respetar a a apoyar mutuamente.

© 2020  Salud y Mente